Los cantantes suelen utilizar el desamor vivido para expresarlo en sus canciones. Es una forma de canalizar emociones como la tristeza y superar un proceso doloroso.